CRITICA: Al Filo del Mañana

Ayer vi Al Filo del Mañana (Edge of Tomorrow), un blockbuster pre-veraniego mezcla de género bélico y de ciencia ficción en el que el protagonista (Bill Cage, un teniente coronel que jamás en su vida ha pegado un tiro y al que por una serie de circunstancias degradan a soldado raso para enviarlo al combate) se ve atrapado en un bucle temporal gracias a los "poderes" de la sangre de la raza alienígena de turno que pretende conquistar la Tierra (en este caso, los Miméticos).


De este modo, Cage inicia dicho bucle despertándose el día anterior a la gran y definitiva ofensiva humana para derrotar a los alienígenas y lo finaliza en el momento en el que muere, volviendo de nuevo al principio.

Cuando uno está viendo este film, resulta inevitable pensar en la película que Bill Murray rodó en el año 1993, Atrapado en el Tiempo (Groundhog Day)... Ya sabéis, esa en la que hace de hombre del tiempo en un noticiario y se ve atrapado en otro bucle temporal, con el día de la marmota como escenario de fondo.

Lo cierto es que, mientras los fotogramas de Al Filo del Mañana pasaban ante mis ojos, mi cabeza imaginaba imbecilidades, mezclando conceptos y películas, de los cuales el más interesante al final resultó ser el de... ¡¡Bill Murray cogió su fusil (con sus colegas de Starship Troopers)!!

¿Una tontería?... ¡Sí!... Pero éste es el concepto que más podría definir el film dirigido por Doug Liman, autor también de El Caso Bourne, Señor y Señora Smith, Jumper, Caza al Espía, etc...

Personalmente me suele dar mucha rabia intuir el potencial que pueden llegar a tener ciertas películas y ver cómo se desperdicia en secuencias que no aportan nada al conjunto, degradándolo de posible film de culto a película palomitera y prescindible.

¿Qué quiero decir con todo esto?

Basicamente que Al filo del Mañana es una película entretenida de la que, si no se espera nada, uno sale contento de la sala de cine.

El guión del film, basado en una novela corta japonesa escrita por Hiroshi Sakurazaka y cuyo título es All You Need Is Kill (del que posteriormente se realizaría un manga), es bastante sólido exceptuando su precipitado y absurdo final, que desentona por completo con el resto de la película.

El director plaga de constantes escenas de humor negro el film y somete al metraje a un montaje excelente, aunque desde mi punto de vista, repetitivo en varios momentos.


Las escenas de acción y los efectos especiales son como deberían ser todos los de un blockbuster que se precie y en este caso cumplen de sobra su cometido. Los alienígenas son como una especie de bichos raros, muy rápidos y llenos de tentáculos, que emiten los típicos ruidos que ya hemos escuchado en decenas de películas y cuyo diseño resulta alucinante, peeero... Siempre y cuando la cámara se esté quieta un par de segundos para dejarte intuir un poco a la criatura en cuestión.

¡Porque sí!!!... No nos podemos olvidar de ese mal endémico que está golpeando absolutamente todas las producciones fílmicas de acción desde hace ya muchísimos años y también afecta a Liman: El "tembleque" de la cámara.


Vale... Sé que en las fotos que acanbo de poner no se aprecia el "tembleque" del que os hablo, pero no sé qué les pasa a los directores de hoy en día, que parecen incapaces de rodar un secuencia de acción en condiciones y que cada vez que se tienen que enfrentar a una de estas, recurren al estilo videoclip de la MTV, tirando planos súper cortos, moviendo la cámara como si estuviera ocurriendo un terremoto (o se hubieran fumado algo) y no dejando ver nada clara al espectador la escena en la pantalla.

Y se supone que el punto fuerte de este film son las escenas de acción, así que imagináos el caos que se genera en la pantalla, sin poder identificar bien a los "malos", ni tampoco a los "buenos" enfundados en una especie de exoesqueletos que usan para el combate, en un desembarco en las costas francesas de Normandía (como si estuviéramos de nuevo en el 6 de junio de 1944).

Ante estas escenas, escuché alguna voz en el cine que sacaba a colación la película Salvar al Soldado Ryan, de Steven Spielberg... Pero nada más lejos de la realidad: Las escenas de Spielberg estaban bien rodadas y se entendían a la perfección. Las de Al Filo del Mañana, resultan caóticas y desordenadas.


En el aspecto de los personajes, realmente no se puede sacar gran cosa del Bill Cage interpretado por Tom Cruise, excepto la típica y previsible evolución del novato que no ha cogido un arma en su vida, a experto combatiente y asesino de alienígenas (es lo mínimo que se puede esperar de un tipo que revive una y otra vez la misma escena de su vida... Vamos, como si nosotros estuviéramos atascados en el típico juego de Call Of Duty en una pantalla en la que siempre nos matan, pero que al final, tras jugarla decenas de veces, nos la pasamos de forma digna).

Una sorpresa muy agradable fue el personaje secundario del Sargento Farell, interpretado por Bill Paxton. El personaje del sargento tiene muy pocas frases y casi todas ellas (por no decir todas), se encuentran repetidas (se supone que estamos viviendo el bucle temporal del protagonista). No obstante, aún sólo con eso, Paxton te hace creer que estás delante de un militar "cabeza-cuadrada" que sigue a rajatabla los protocolos y que todo aquello que se salga de ellos, le descoloca.

En el papel femenino (porque no nos olvidemos que al final, el señor Cruise se tiene que ligar a la "chati" de rigor, aunque en este film la química entre los personajes sea casi nula... Excepto en la que probablemente sea para mí la mejor escena del film: La de ellos dos y el helicóptero) tenemos a Emily Blunt (interpretando el rol de Rita Vrataski, la mejor soldado de las Fuerzas Especiales), en un papel que borda, llegando a dar mil vueltas a Tom Cruise y merendándoselo en todas las escenas que comparten juntos.


Por desgracia, la falta de química entre los personajes principales que había mencionado antes, hace que el guión no tenga excesivo interés y que el beso que se dan casi al final del film (no os estoy descubriendo nada que no sepáis vosotros sin necesidad de ver la película, así que no me vengáis con gilipolleces de spoilers y demás tonterías) te importa más bien poco.


Y antes de acabar, no me voy a olvidar de la banda sonora compuesta por Christophe Beck (que también ha compuesto la partitura de la última película de Disney: Frozen, el Reino de Hielo) que en este film resulta correcta y que pasa inadvertida entre tanto estruendo de disparos y explosiones.

En resumen...

Al Filo del Mañana resulta un blockbuster entretenido que se disfrutará mucho más si uno va a la sala de cine sin pretensiones. Los efectos especiales son muy buenos y el concepto de las criaturas alienígenas resulta muy interesante (siempre que se haga un salto de fe con eso de que su sangre da poderes de crear bucles temporales y también de que uno se olvide de la maldita manía de los guionistas de crear razas alienígenas a las que si matas a la criatura "jefe", desconectas a las demás... ¡Y las ganas!!!... ¿Porqué los marcianos son tan imbéciles?... ¿Es que acaso no saben los motivos por los que el ser humano creo Internet?). Los personajes son flojos, excepto Bill Paxton y la excelente Emily Blunt que hacen lo que pueden en una historia en la que se ve mucha acción mezclada con humor negro.

Para finalizar, os dejo los trailers de rigor.



Nos vemos.

También podría gustarte...

2 comentarios

  1. A mi me gustó mucho, la verdad es que creo que no todos opinaron lo mismo ya que les costó un poco entenderle después de las dos primeras muertes. Sin embargo, creo que Edge of tomorrow es una buena propuesta, la cual tuvo un éxito tremendo el año pasado y ahora con la posible segunda parte... será interesante saber qué ocurre.

    ResponderEliminar
  2. ¿Segunda parte?... Desconocía ese dato (estaré al tanto de ello). Personalmente, me gustó mucho esta película de acción, sabiendo mezclar drama y comedia en dosis pequeñas pero muy acertadas.

    ¡Gracias por tu comentario, Darany!!!

    ResponderEliminar