LOS 80: Aquellos maravillosos años

Pues sí, mis pequeños bujarrillas... ¡¡Tito Emde se hace viejillo!!

¿Que cómo he llegado a esa conclusión?... ¿Cómo un tipo como yo (con un furor sexual solo equiparable al de un hamster histérico) puede hacer tal afirmación?

Os lo explico colibrís...

El otro dia estaba en la calle y, tomándome un café solo en la terraza del bar de la esquina (como sólo los hombres de mi categoría saben hacer), observé como un balón de fútbol se acercaba hacia mí, dando pequeños botes y perdiendo velocidad. Miré en la dirección desde donde había venido la pelota y allí le ví, con su camiseta de manga larga (por eso de no coger frío en la calle) y el pelo todo "sudao".

Un “jodio” chiquillo me hacía gestos con la mano mientras gritaba como si estuviera sordo (como si yo fuera el abuelo Cebolleta de los tebeos de los años 50).

―¡¡Señoooor!!... ¡¡Señoooor!!... ¿Me chuta el balón?

Al escucharle, un velo de sangre nubló mi mirada... ¿Acaso era cierto lo que mis santas orejas habían tenían la desgracia de oír?... ¿Me había "llamao" señor?... ¿Y de USTED?...

Así que tras meditarlo unos breves segundos, le di una patada al balón... Pero al cabrón del nene se lo mandé a propósito a “tomalpolculo”, a ver si con esa carrera que se estaba pegando (mientras se quejaba por lo "desafortunado" de mi puntería) por lo menos conseguía que sudara un poco más y cogía un buen catarro.

Después me puse a pensar...

No os podeis imaginar la de cosas positivas que se me pasaron por la cabeza en esos momentos (matar a hostias al crio, pincharle el balón...); pero al tiempo empezaron a venirme un torrente de recuerdos sobre los tiempos en los que era un tierno infante...

¡¡BIENVENIDOS A...!!


Este hilo va a tener varias entradas (a parte de aquellos temas que, los de nuestra quinta, queráis sugerir).

¿Porqué tantas entradas?... ¿Es que acaso el tema va a dar “pa” mucho?

Pues... SÍ y SÍ.

Os voy a poner los dientes largos para que comprobéis por vosotros mismos la miga que tiene esta gloriosa década en la que estamos a punto de zambullirnos...

En este (desde hoy, vuestro post) encontraremos cosas como estas:


¡¡Series de televisión acojonantemente ridículas!!... Bueno... Ridículas o entrañables... Según se mire.

También merecerán hilo aparte las “chuches” que ingeríamos en aquella lejana época y que eran de todas las formas y colores imaginables.
Nuestros héroes del celuloide a los que imitábamos cuando salíamos a la calle a jugar con toda la pandilla...

La música que escuchabamos de esos grupos en los que los cantantes llevaban el pelo cardado como si hubieran metido los dedos en un enchufe...

Nuestros juguetes del alma, que cada vez que los vemos en algún sitio, exclamamos: "¡Yo tenía uno como ese!"...
Y un largo etcetera de más cosas que ayudaron a transformar a este encantador chiquillo... En el "peazo" cabestro que aquí os escribe...


Creo que no quedaréis defraudados.

También podría gustarte...

1 comentarios

  1. Ole y ole como me gusta esto xD y esa foto de crio, pero que cara de buenin, cómo cambiamos eh tate xD jajajajjajajja oh, perdón que tengo de hablarle de Usted, disculpe mi osadia tito Emde ñec ñec
    Y no, no vamos a quedar defraudados eso seguro, que esto tiene mu buena pinta :D

    ResponderEliminar