TRENDING BLOGGIC 20: Mas vale poco y bueno que mucho y malo

Las últimas estadísticas del blog no pueden ser más contundentes: Hemos caído en el número de visitas diarias, hasta rondar entre las sesenta y ochenta diarias.

No es un dato que especialmente me preocupe, ya que las cien o ciento cincuenta visitas en las que nos movíamos meses atrás eran cifras falsas, debido a la entrada masiva de piratas rusos en el blog (como si fueran a encontrar algo de dinero… En fin…) que lo único que hacían era inflar unos datos que ya sabíamos ciertos.

Y ahora que los rusos parecen haberse calmado (sus treinta o cincuenta visitas diarias se han reducido a cinco o diez como mucho), dejando paso a los chinos y los ucranianos, que tampoco es que pongan especial interés en nuestro blog (cosa por otro lado muy lógica… Sólo hay que pararse a leer nuestras tonterías), podemos decir que los datos de los que disponemos son ya bastante fiables.


Como ya he dicho, ahora nos movemos en unas ochenta visitas diarias como máximo. Si a eso le quitamos unas diez visitas de piratas rusos, ucranianos y chinos, el asunto se nos queda en setenta. Si restamos el público esporádico que nos ha encontrado por casualidad (echémosle un cincuenta por ciento del total), nos quedamos en treinta y cinco visitas diarias de gente que se interesa por nuestras gilipolleces.

Es una cifra que me gusta.

Son pocas personas, pero es un público fiel que día tras día se interesa por la forma particular que tenemos de abordar nuestros posts.

Podrían ser más, pero personalmente prefiero poco público y bueno, que mucho y malo.

Y con esto hago un giro para enseñaros unos videoclips musicales (así por lo menos podréis decir que habéis asistido a un espectáculo audiovisual digno de elogio).

Los dos primeros tratan sobre Miley Cyrus, la chica que encarnaba el papel de la encantadora Hannah Montana y que gracias a algunos productores, que han visto un enorme filón económico en la chavala, le han pegado un lavado de cara y un cambio de imagen radical y estúpido (más que nada porque juegan con los típicos clichés sexuales para parecer que son transgresores, cuando en verdad eso mismo se ha visto en infinidad de ocasiones).

La cuestión es: Cuando Miley Cyrus ya no sea rentable… ¿Volverán los productores a cambiar la imagen de la chica de forma radical para volverla a hacer interesante a ese gran público que todo lo consume y que nunca es fiel a nada?

Aquí os dejo los dos videos. El primero es de cuando Miley Cyrus encarnaba a la adorable (y explotable comercialmente) Hannah Montana, en el segundo encarna a una especie de cosa que intenta parecer sexy, rebelde y adulta… ¿Cuál será su nuevo cambio de look dentro de unos pocos años para que siga teniendo esa legión de fans que nunca se atan a nada excepto a lo efímero?

      

Por otra parte, tenemos al señor Rob Zombie, del cual ya hemos hablado en el post de The Lords Of Salem.

Este tipo ha evolucionado con el tiempo, pero siempre manteniéndose en el concepto de lo que siempre ha sido desde un principio. Su iconografía resulta inquietante, pero desde luego no vergonzosa (cosa que ocurre constantemente viendo a Miley Cyrus intentando ser algo que no es) y aunque a alguno le entre la risa viendo lo que Rob Zombie nos presenta en pantalla, lo cierto es que todas sus imágenes, por muy ridículas que a alguno le puedan parecer, siempre tienen ese aire raro, diferente, personal y como ya he dicho, inquietante.

Aquí tenéis dos videos suyos. El primero de hace bastantes años (cuando aún tocaba en el grupo White Zombie) y el segundo de su último videoclip. Como podréis observar, la estética es muy parecida, pero su evolución como artista es más que notable.

      

Antes de terminar quería contaros una cosa sobre las visitas y las audiencias. El video de Miley Cyrus que os he puesto ya se acerca peligrosamente a los doscientos catorce millones de visitas… El de Rob Zombie a los dos millones y medio.

Todo este rollo viene por lo siguiente: Nos habréis leído un montón de veces decir eso de que queremos ser referencia en la web.

Mentíamos…

En verdad, queremos ser referencia de esas treinta y cinco o cuarenta personas que cada día visitan nuestro blog en busca de lo que digan un par de mastuerzos como nosotros.

Muchas gracias por seguirnos.


También podría gustarte...

1 comentarios